El IVA en hostelería

RECORDATORIO DEL IVA EN HOSTELERIA

Lo primero que tenemos que tener presente para una buena comprensión del tema es,  si el servicio que se ofrece en cada momento se considera accesorio o no a los servicios de hostelería.

En hostelería se aplica un tipo u otro del Impuesto sobre el Valor Añadido en función de si el servicio que se presta, más allá de los tradicionales de alojamiento y restauración, se considera accesorio o no a los servicios de hostelería. 

Cuando los servicios que se prestan se consideren accesorios a los de hostelería les será de aplicación el tipo reducido del 10%, al igual que los servicios de hospedaje, en el resto de casos se deberá repercutir el 21% en las facturas emitidas.

A tales efectos, la DGT indica que una actividad se considera accesoria cuando no se percibe por sus destinatarios como claramente diferenciada de la principal, es decir, que simplemente viene a complementar a la principal, sin que constituya un fin en sí misma que la califique como una actividad autónoma e independiente de la principal.

Se  señala en  “el artículo 91 de la Ley del IVA que se aplicará el tipo impositivo reducido del 10%,  a los servicios de hostelería, acampamento y balneario, los de restaurantes y, en general, el suministro de comidas y bebidas para consumir en el acto, incluso si se confeccionan previo encargo del destinatario. Sin embargo, y a través de innumerables consultas vinculantes realizadas a la Dirección General de Tributos ésta exige la aplicación  a los servicios mixtos de hostelería, espectáculos, discotecas, salas de fiestas y servicios análogos,  al tipo general del 21%”.

Art. 19.2 ley del IVA:  Aplicación del tipo reducido del 10 % a:

2.º Los servicios de hostelería, acampamento y balneario, los de restaurantes y, en general, el suministro de comidas y bebidas para consumir en el acto, incluso si se confeccionan previo encargo del destinatario.

Se exceptúan de lo dispuesto en el párrafo anterior, los servicios mixtos de hostelería, espectáculos, discotecas, salas de fiesta, barbacoas u otros análogos. (al tipo general del 21%”)

Por tanto, “la aplicación del tipo general requiere que se trate, en todo caso, de un servicio mixto de hostelería, lo que implica la existencia de un servicio de hostelería conjuntamente con una prestación de servicio recreativo, excluyéndose los supuestos en que la prestación de éste último constituye una actividad accesoria a la principal de hostelería”.

El 21% de IVA debe aplicarse a los servicios mixtos de hostelería y al alquiler de salón de actos, entre otras actividades.

Por ello, la Dirección General de Tributos ha establecido el tipo impositivo que se debe aplicar a los siguientes servicios prestados por los hoteles, los cuales se deberán desglosar de manera separada en la factura que se emita a los clientes que hayan disfrutado de servicios a los que se les aplica un tipo de IVA diferente.

1)  AL TIPO REDUCIDO DEL 10%:

a) – Los servicios de alojamiento facilitado por hoteles y otros establecimientos afines, como los balnearios.

b) – Los servicios complementarios que el establecimiento hotelero preste a su cliente como el servicio de lavandería, caja fuerte, teléfono e Internet.

c)- Los servicios estéticos, rayos UVA, masajes, spa, peluquería, fax, fotocopias y parking, cuando se ofrezcan conjuntamente con los servicios de alojamiento, sin que ello conlleve un incremento del precio de estos últimos y se ofrezcan con independencia de que sean utilizados o no por el destinatario. En caso de no cumplirse esto, los servicios citados tributarán al tipo general del 21%.

d)- Los servicios de restauración o catering.

e)- Los servicios de transporte de pasajeros.

2)   AL TIPO GENERAL DEL 21%:

– Los servicios mixtos de hostelería (masajes, spa, tratamientos de estética, etc.), en el caso de que se contraten en un único paquete, ya se comercialicen o no en forma de bonos.

– Las siguientes operaciones efectuadas tanto a clientes del hotel como a no alojados:

– Venta de tabaco y flores ornamentales.

– Venta o alquiler de toallas, albornoces, zapatillas y sets de baño.

– Alquiler de salón de actos para convenciones, bodas y otras reuniones. No obstante, el servicio de hostelería o restauración conjuntamente con el servicio accesorio de actuación musical, baile, etc., contratado en la celebración de bodas, bautizos y otros eventos similares, conforme a lo expuesto en la Resolución de 2 de agosto de 2012, tributa al tipo impositivo del 10%.

– Organización de reuniones y convenciones, salvo que se trate de exposiciones y ferias de carácter comercial, a que se refiere el artículo 91.Uno.2.9º de la Ley 37/1992.

– Servicios de intermediación de transporte de personas.

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search